Al mal tiempo, buena cara! ¿La piel y el frío odio o amor?

Con la llegada de la época más fría del año, nuestro estado de ánimo cambia y lo único que nos provoca es quedarnos en casa calentitos, con buena compañía y algo rico para cenar.  Sin embargo, la vida continúa y las actividades diarias no paran; lo que significa salir a las frías calles y exponerse a las bajas temperaturas para cumplir con nuestros deberes.

 

Cuando nos exponemos al frío, procuramos llevar varias capas de ropa para mantenernos calientes, pero, sin darnos cuenta, descuidamos la piel de nuestro rostro. 

Es necesario tener en cuenta que el frío afecta principalmente el cutis, puesto que, al estar deshidratada, esta pierde flexibilidad, se torna seca y quebradiza. Con la llegada del invierno la piel se ve afectada por insuficiencia de nutrientes que, impide su renovación y por el contrario, aumenta la acumulación de células muertas. El resultado es una piel apagada, tirante y más sensible.

Tenemos cinco consejos claves para contrarrestar los efectos del invierno y mejorar la apariencia de la piel:

  1. Mantener hidratada la piel en todo momento, De preferencia optar por opciones que contengan ingredientes que activan la circulación.
  2. Beber agua frecuentemente. Aprovechando la temporada podemos decidirnos por infusiones o tés, que brindan una variedad de sabores.  
  3. Maximizar la ingesta de alimentos con vitaminas A, B, C y D y, antioxidantes. Consumir suplementos vitamínicos que refuercen el organismo y enriquezcan la piel. 
  4. No dejar de usar protector solar, aunque veamos el sol con menos frecuencia y los rayos solares inciden en la piel con menor intensidad, es importante siempre estar protegidos.
  5. Evitar las duchas a temperaturas muy altas. Aunque no hay nada como una ducha caliente en invierno, es mejor mantener el agua A 35 y 38 ºC para que la piel no se reseque. 
Post Tagged with , ,